¿De dónde son los cantantes?

De dónde son los cantantes

600x453_bonus-bobdylan

le pregunté qué era lo que más quisiera hacer en este mundo, 

y me contestó de inmediato: pararme en una esquina.

Gabriel  García Márquez: El Fidel Castro que yo conozco

Eh, Señor del pandero,
toca una canción para mí,
no tengo sueño
y no hay sitio a donde pueda ir.

Bob Dylan: Mr. Tambourine Man 

fidel-preso-ex-asalto-el-26-de-juliosumario_normal

Bob Dylan y Fidel no cantan bonito porque no quieren

tampoco morirán en el poder

de no ser que el poder sea su voz

ni bonita al modo usual de las voces de los aeropuertos

y los mall  ni mejor que otras

sólo claridosas  de esas que saben decir algo.

 

Fidel y Dylan son piedras que saben quemar sus naves y rodar

aunque se hayan establecido durante muchos años en el Hit Parade

y nadie los desbanca ni con MTV ni con los venenos de la CIA.

Y sin embargo se mueven al son que tocan allá en la loma

Dylan no se tuvo que morir de hambre

-menos Fidel- para ser amados por quienes

queremos que se acabe el hambre y la sed y la carencia de libertades

hasta acabar con las injusticias un día de estos

o una noche para salir a pelear

después de echarse una cerveza y reír con una anécdota

o un mojito para que los besos de yerba buena no se olviden

Pero no transijas si te invitan tres tragos más

o si te pagan mucho por quedarte a cantar en la misma silla

y te olvides de tus tareas

porque ya te pidieron la rola siguiente en aquel baldío

porque ya estalló el pueblo y nada lo detiene.

fidelcastro

Yo sólo soy Bob Dylan cuando tengo que ser Bob Dylan.

A mí, afortunadamente, la gente me llama Fidel.

 

Ser un soldado de las ideas o ser un cantante contra los otros soldados

no es lo mismo pero son piedras empujadas con  el mismo viento.

 bob_dylan-premio_nobel-litearatura-ganador-milenio_milima20161013_0350_3

Al Che le gustaban las canciones de Dylan y los discursos de Fidel

Esta no es una trampa de la retórica ni es un argumento de autoridad

para que digas Dylan wau  o Fidel re que te wau

sólo es un mito que invento para estos versos

pero me gusta  pensar que pudo ser así.

fidel-e-che-92_jpeg_280x280_q85

Y si no,  es que nada está escrito para la eternidad

y la respuesta está en el viento, hasta la victoria… ¡siempre!

Ricardo Landa, poema 17 del 17 de febrero de 2008. Parte del libro Las Locuras no son simétricas.

Imágenes: fotos intercaladas de Bob Dylan, Fidel Castro y de Fidel con el Che.

bob-dylan-3

Anuncios

Mi única palabra

Mi única palabra

Eres mi única palabra

No sé tu nombre

Juan Gelman

manray2

Vamos a nombrarte

dijo dios a una de sus criaturas últimas;

aunque omnipotente, no halló la palabra única:

 

sem titulo-sam haskins

Habichuela blanca

 

Agua del último llanto

papalote analines

Eucaristía de mis pecados

 

Insomnio del orfebre

 

Árbol de un desconsiderado invierno

 

Remedo del vacío de la materia

 

Diente de leche

 

Pálido ocaso

analinessunset-on-mazatlan--large-msg-116835941518

Enardecido charco del verano

Viajera de mis vértigos

 

Pan de coco y menta

 

Deshielo interminable

 

Hoguera del desierto

 

Espejo de un gato tristísimo

 

Luz zambullida en el petróleo

analines eclipse 1

Eclipse en un trago de vino oscuro

 

Bocado de queso en el paladar de un dios pantagruélico

November-Girl-Blurry-Run-by-Sam-Haskins

Uña asomando en el calcetín roto

 

Balsa de yeso

Botón con cíngulo de niebla

 

Hueso del triste roído hasta la agonía

man-ray_noctambulario

-¿Por qué no te ponemos Luna

y se acabó con tanto verso? Dijo

dios impaciente y burocrático

al satélite que iba y venía, mes

con mes, en la espiral del tiempo

hasta la ventanilla del registro,

sin obtener esa cédula de identidad

que las criaturas traemos

para que nadie nos detenga por extrañas.

luna-su-lengua-trapo-L-mvxlac

Ricardo Landa, 22 de noviembre de 2008.

Imágenes de Man-ray, analines= Ana Landa, Haskins y Leonardo da Vinci.

estudio para el ángel de la virgen de las rocas de Leonardo da Vinci 

 

meses como espuma

meses como espuma

l_chagall_promenade

1

Que me baste su alegría

donde la halle

2

Era y es utopía

Amarnos en este cuarto de pobres

“donde quepamos todas con su pan en la mano”,

dirá Esmeralda la zapatista a fin de año

artehaití

3

Pero pesa el sol en las alas

pesan los polvos de la tierra donde yace mi madre

el  polen le pesa a la mariposa

4

Iremos en rumbos opuestos y tan cercanos

llevaremos cabellos de luz para la negrura

5

Cada día de trabajo

dignifica los suspiros del caracol

pero la caracola trabaja a destajo y en eso no hay felicidad

accion

6

Es junio y no consuela

esta resequedad del campo

donde sin soñar no duermo

7

Alzó ella la voz

también mi amigo y hermano

les escribo poesía y les duele

sin ellos soy un tronco abatido por las olas

8

¿Y si vienes y si hablamos y así se siega

la maleza de las desconfianzas?

9

No has de venir ahora

como decías que quisieras

debo entender a mis años que tus navegaciones

van por la ruta del ámbar de tus ojos

En espera de Adan - blog

10

Eres y serás tú de ti reconstruida

y para mí  todo

soy espuma en tu playa infinita

11

Naviera la luna disfruta del viento a toda vela

de Haití al Kurdistán de Tutuapa a Corea

de Québec a  Motul  de Coyuca a Zozocolco

 cuatroPorto

12

No es mala idea ser el breve trago de espuma

Que cosquillea tu lengua

 

Ricardo Landa, Cuernavaca, México, 31 de diciembre de 2007. Imágenes: Chagall: novios o prometidos; foto: arte de Haití; pinta de acción poética; Jacobo Silva Nogales: En espera de Adán; Ana Landa: Convento y naves sobre el Porto;  Ballet de Pina Bausch: Reina del viento.

Nos encontramos los cuerpos opacos

Nos encontramos los cuerpos opacos

fernando-maldonado Amor de penumbra

Nos encontramos los cuerpos opacos
por el esmeril del dolor
cortados en trozos
con la mirada oscura
y los labios blancos de sal

Conocernos encendió una luz frágil
tímida claridad para esa caverna
donde invernaba el gozo
y salimos por la miel
porosos primero
transparentes después

Abiertos como libros
nos desparramamos una en otro
cada noche con los abrazos
cargados de palabras
con verdades que nos enlazaban
y volvíamos a comernos las lenguas
rojas otra vez como los labios
endulzados por los sorbos de piel
nos bebíamos por los ojos
en franca confidencia

Mas una noche saltamos distraídos
una página del libro por algún detalle
molesto/ quizás un nombre
lugar o extremidad del cuerpo
fantasma de culpas en la memoria
y con él el misterio y la duda
esa nube de tormentos
soplaron en la flama
hopper2_5801184153296
La vida recayó en la penumbra
descendió la temperatura
tiritamos y nos tembló la voz
respiramos dentro de una bolsa de preguntas
nos ahogamos en un detalle avieso

Opacos retornaron
los días con sus manchas solares
evadíamos preguntas en órbita insegura
reseco el pozo del vientre a la boca
colgados de la cuerda del silencio
frías las sábanas y las despedidas

Hoy ambulamos en mundos separados
apenas el deseo matutino
revive en cada lengua
al primer trago de café
Bogamos en esferas transparentes.

Fernando-maldonado4

Ricardo Landa, 1999. Pinturas: 1. Fernando Maldonado: Amor en la penumbra; 2. E. Hopper y 3. Fernando Maldonado.