OMERTÁ

Omertá*

Yo me rebelo contra los tres mandamientos del neocapitalismo,
que son: votar, callar y ver la televisión.
Pedro Casaldáliga

omerta-photo

Conspira en el umbrío
la mirada oblicua,
la mejilla que se tuerce,
el dedo que tapia la boca,
el aura de lo intocable,
el bostezo del escritorio.

Conspiran de esos modos
unos y otros poderosos
que, recusantes y asimétricos,
nos recluyen en la mudez
y nos obligan al sigilo. omerta

Conspira en el umbral en tanto
el aviso de unos labios entreabiertos,
una nubosidad que se distiende,
un alerta desde la palma limpia
que sin suavizarse por entero
sólo da la señal discreta del ya se puede.

Conspira así el silencio subversivo,
la anunciación del parto de la rebeldía,
la construcción de la montaña
en el debajo y en silencio.

Conspira ya en el amanecer
la línea de luz tibia
que deshiela agua, verdores y capullos;
el dar el paso fuera de uno mismo
y exponerse ataviado de otras caras,
andar sin coraza aunque avispado.

Conspira el camaleón cambiándose de blusa.

vincent-van-gogh-tres-pares-de-zapatos-1886-1887-621x309

Conspira en los senos de los pueblos
la montaña, la creciente del arroyo,
el ave de las variaciones de Bach y de Vivaldi,
el destacamento de avanzada
de unos ojos que ven y nombran
al amor que resguardaban en las sombras.

Sin conspiraciones afectadas,
lejos ya de sellos y candados,
la omer’ta rebasará a la mafia
del Poder en el silencio
y saldrá a la plaza a conspirar
desde mil cabezas con el ánimo,
la sonrisa y la esperanza,
tan comunes en los barrios y en los pueblos.

americareblde

Cómo mejorar esos abrigos,
esos techos cálidos,
esas balsas que navegan
hasta hundir en lo vano de la historia
al régimen que ordena
votar, callar y ver la tele. per-anderson-litografia-cam-suenos3

Y dados en gastos,
los sencillos insurrectos,
como hubieron de hacerlo
en Teherán, en Atenas o en Lisboa
-convocados desde sus móviles
o desde sus gritos de hambre
y cólera en Puerto Príncipe-
cantan lo que cargaban
escondido en un pañuelo:

no se calla al amar
no se calla a la mar
no se calla la mar
no se calla amar
no se encalla al mar
no se cae al amar
los días son la noche
y las noches dan el día
ni se estancan ni se enmudecen:
la mar y el amar aguardan
el derrame de sus noches
con una sorpresa eficaz…
un buen día de estos.

analines-grafiti-en-san-cristobal_o

Ricardo Landa, 7 de diciembre de 2010.

Foto: La Pedrera, Gaudí, Ana Landa.

*Omertá = Omer’ta, del italiano: código del silencio, practicado por la mafia; conspiración de silencio. En psicología se aplica: callar desagrados y agravios por conservar mandamientos, códigos y normas de familia, pareja o grupo social enlazado como red de apoyos, de abusos y de afectos. En términos sociológicos
correspondería a una de las formas de la violencia simbólica: justificar agresiones y daños a nosotros por norma o mandamiento convenido o asumido como propio.

Imágenes: Omertá, foto; Omerta, logo; Vincent Van Gogh: tres pares de zapatos,1886-1887; América rebelde grabado, foto; Per Anderson, Litografía  de sueños; Analines: Grafiti en San Cristóbal Las casas , Chiapas; Portada de la Película Omerta de Pavel Giroud.

260px-pelicula_omerta_portada

Anuncios

El arte de pinchar el globo

El arte de pinchar el globo

 Bansky-

Un obrero pincha el globo

y el carro no se mueve

en la línea, y él respira, descansa.

Caen por las goteras del mercado

las acciones de la Ford y la Toyota.

 banksy--644x500

Una joven pincha el globo

y sale de su casa sin permiso del padre,

del novio, del marido o del gobierno.

Se mira en el abrazo de otro joven u otra como ella

y el aire de este mundo se refresca.

La tierra vuelve a ventilarnos con su brisa.

 sirena mariposa aldea global

Un migrante pincha el globo

y cruza la frontera,

burla a la migra.

Se abraza a las redes del mutuo apoyo

y ahí refunda la comunidad

de muchas lenguas, tantas fiestas

en la boca del lobo.

 sem-migracion3

Una mujer y un hombre pinchan el globo

y al amarse, el miedo se les encoge tanto

que pueden guardarlo

en el bolsillo de sus alertas.

 amantes-120-acrilico-lienzo-60x70com-coleccion-privada

Luego de que hayan leído poesía

en sus pieles temblorosas,

el obrero, la joven, el migrante

y  la mujer y el hombre

que pincharon el globo a su querer y entender,

pondrán al miedo sometido

en una caja de herramientas

y en lugar visible.

 __kumiai_Resiste_

Cuando sea necesario

irán a ver que el miedo siga pequeñito

para atrevernos a pinchar el globo

del me jodo, del valgo lo que virgo, del me atoro,

de la culpa, de la envidia, de los celos, del miedo

y de la posesiva obsesión

del esto es mío y lo consumo

y nos inflemos de ilusiones.

quotes graffiti banksy boston street art 1919x1199 wallpaper_www.wallpaperfo.com_79

Como si lo dijera nuestra abuela sabia:

si nos asusta el pinchar el globo

vendrán la Ford o la Dupont, el mercado, los patriarcas,

el gobierno, la migra y el miedo que engarrota

ante las prohibiciones del sistema

y nos desinflarán como un globo.

 

Ricardo Landa, 8 de agosto de 2014.

Imágenes: 1,2 y 7 del arte callejero de Banski; 3: Digitalización de Sirena global; 4: Migración, viñeta en jornada semanal; 5 Nicoletta Thomas: amantes 121; 6, cartel de Kumai resiste; y 8 pinta pensamiento de Mafalda.

sonrie desentona con el mundo mafalda