El quinto elemento

El quinto elemento

el-quinto-elemento

(Columpio en un verso a verso

rudo o emotivo como un lobo

aunque a veces

una triste balada monocorde

colgada de los cuernos de un venado)

 

Poco a poco comprendió

qué tan tenue era su red,

apoyada en el cielo de un lado

y en el otro, en un espejo de agua.

el-quinto-elemento02

Ella creía ser un puente tembloroso

que en las madrugadas siente el paso

del viento solitario y beodo

que la cruza al regreso de la cama

de la insaciable hoguera.

quintoelemento

Y percibía al florearle el alba

el vaho ácido y salino del amante a tumbos

que se acodaba

sobre su barandal

soplando nubes del alcohol sobrante

derramadas en su sexo.

635014_el-quinto-elemento

Ella hubo de ser también

el destino y la morada

de un quinto elemento

con ojos y cuerpo de venado

de cuyas astas columpiaba

su tenue red de afectos.

 

9-el-quinto-elemento-luc-besson-1997_reference

Como todo buen mortal

el venado se ha disuelto.

Es apenas un casi olvido donde

con nostalgia desprevenida

se recuesta la luna cuando mengua

para soñarse amparada

acunada y sostenida

en su vieja cornamenta

para volver a alzarse de su noche depresiva

creciente autónoma y serena

como la gallarda rosa

de estos que serán al fin

sus mejores tiempos.

quinto-elemento-mila-jokovitch7a4

Ricardo Landa, 14 de agosto de 2011.

Imágenes: fotogramas y animacion del Filme : El quinto elemento de Lucc Besson.

quintoelemento_5gr

 

Anuncios

Invisibles

Invisibles

A  la presencia de Revueltas, Huerta, Ahumada,

Gelman, Pacheco, Kuy  Kendall…

1219acteal2 cuarto oscuro

Los que se detienen para que pase el prepotente

Las que raspan con una lija la sangre que derramaron

Las víctimas que de repetirse en su llorar no cuentan

El recluso que se muere de solo sin sentencia

La que habitaba esa porción de la banqueta tan pisada

El joven que creció perdiéndose en la mona

El cantante que apenas susurra su canto de penas

La que agoniza en coma con las manos atadas y los ojos sellados

Porque nadie dice quién es y nadie pagará la cuenta hospitalaria

La última de la fila que rebasan todos sin protesta

El niño con el cuaderno deshojado y sin su nombre en la portada

La migrante a fuerza secuestrada comprada revendida y adicta al cristal para sentirse cubierta de miradas

El que viajaba sobre el tren y se lo llevó una rama de eucalipto

Invisibles no él la los las

Sólo unos y unas

Indeterminados vagos difusos

 

Por falta de voluntad y dejadez

Dicen los que no los vieron

Y ni quisieran hablar de ellos

 

Porque así les fue en el baile

Y perdieron

Dicen los que consideran perdedor

Al invisible que no accede

A la escala de su bolsa de valores

Porque esto es el sistema del borrón

y descuento de sus víctimas

en la indefensión aprendida

Invisible si no eres el que vence o quizás el que resiste

Hasta que te borran si antes no los derrotas

Entreviéndote al gritar tu nombre

Al abanderarte como su enemigo y pasar desapercibido

Al enmascararte y poner en tus manos el destino

Al enlazar más invisibles que resisten

Al crear otra realidad con luz debajo

Que hace ver lo grande que eres

Y el poco tamaño de quien borrarte

Quisiera aunque no puede

Quien se ha visto invisible

                                                       Y se apura a entenderlo

Sabe reconocerse

                                               Como semilla de ahuehuetes

Árboles gigantes que si se ponen ojos y se ven

Como lo que pueden ser

Se extienden por los campos y florecen.

invisibles-600x538 tomado web hernando cerdo

Ricardo Landa, 23 de febrero de 2012

Imágenes:  Acteal, cuarto-oscuro; Invisibles, web Hernando Cerdo; Galiapacchioni narraciones invisibles.

GALIAPACCHIONI_NARRACIONES-INVISIBLES

Sólo el cielo de mil formas

p2-the_castle_in_the_pyrenees-magritte_xlg-502x800

No era la falda

Ni la blusa

Ni eran los jeans aquellos

Solo el cielo de mil formas

matisse desnudo azulh2_2002-456-58 

Y si se nubla

Y si el viento sopla en mi mente

Y si llueve a torrentes

Y si no oyera lo que dices

No se borrará el cielo nunca

 

Va contigo en ti

 

Como un manto

En donde esté  me cubre

En donde duerma

Amanecerá puro 

Sonriente

E intangible

 

El azul del cielo que me diste al verte.

 cerca del vuelo analines

Ricardo Landa. 6 de septiembre de 2008.

Pintura: Magritte; dibujo: Matisse:y Foto: Ana Landa y foto final: Fontana.

fontana b2623063dc356b2003664542a129f169

Ruinas y cicatrices

Ruinas y cicatrices

queloides-303x352

Ruinas, testimonios
de una edificación
que soltaron las nubes
de su seno, vestigios

tatuajes_cicatrices22
de un cultivo de abrazos
y lamentos, de coitos
y soledades que escribimos
los poetas para cubrir las heridas,

cicatrices, recuerdos
de un amor que duele,
de un dolor que amo por incomprensible,
ruinas, vestigios, cicatrices,
Doris_Salcedo-Shibboleth-2007-Sala_de_Turbinas_de_
palabras sin señal
de dónde se dejó el amor,
quién lo derrumbó,
por qué delgada memoria vagan estos versos.

Ricardo Landa, 24 de marzo de 2013. Imagenes:1. Queloides;

2. Tatuajes, cicatrices; 3.  Doris Salcedo Shibboleth; 4. Ruinas,  rayos.

ruinas-rayos

Ramas de luz

Ramas de luz

nubes luz

Al fondo de estas nubes

lanzo una cubetita

por un poco más de vida

una purificación de sales

y amarguras

 

Debajo de las nubes

la comezón de los arboles

los sacude

son sus pájaros

frutas voladoras

jugo de cantos

rociándonos

 

Entre nubes

luces

ramas de luces

montes arbolados de sol

abrazándonos

la libertad

 

01puentes_colgantesNubes

 nidos de luz

donde hierve el té

que remedia nuestra fiebre

de reconocernos

asombrados

de ser

de la luz sus hijos

 

Más allá de las nubes

el verde de la mar

las espera de vuelta a casa

para encobijarse

en la sombra

con sus mantas luminosas

besadoras de la piel

y el vientre.

 

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ricardo Landa, 19 de enero de 2013.

Imágenes: Nubes y luz;Puente colgante San Francisco; Bosque de los árboles torcidos, Polonia.

Espejos de Frida Kahlo

Espejos de Frida Kahlo

f henle frida xochimilco_500

 Ambigüedad

 
De agua  E S P E J O

El secreto

De tranvía

La fractura

De mano

El reflejo

De bolsa

El diario

De recamara

La madre

De hotel

La mirada

De ginecólogo

El rechazo

De techo

La distinta

De pared

I N F I E L

 

El lienzo

De amor

El verdugo

De tela

El dolor

De culpa

La sombra

De luna

La esperanza

De sueño

El laberinto

De moda

La máscara

De ataúd

El choque

De canto

La fuga

De ventana COMPAÑERO

La soledad

De Frida Kahlo
                                                         

Yo no tengo

compostura

 Intimidad

the-two-fridas-kahlo

Ricardo Landa, 12 de diciembre de 2012. Imagoema motivado por el libro El Espejo de Frida Kahlo, Martha Laura Tapia Campos. Comunicación política editores, 2012, México. Fotos e Imágenes: Frida en Xochimilco, pintura Las dos Fridas y Frida en su casa de Coyoacán.

kahlo-espejo

Un hilo a la raíz más honda

Un hilo a la raíz más honda

Mis dedos retorcidos no dibujan,
aunque como Tántalo en cada poema copio
una flor parecida a tu cáliz de pétalos
con sus labios múltiples,
de mujer bejuco. Tejo con la enredadera
mi destino. Y yerro y borro para volver a la flor
a libar su jugo de lucidez: licor de los desesperanzados,
de los que no se urgen de casa propia sino de campos,
tierras de humedal,
resquebrajaduras de la naturaleza recargadas de trigo:
cañadas con frutas, ríos de peces, ciudades inundadas,
monstruosamente bellas
cuando desecan a gotas el deleite,
de saliva cambiada entre de mujeres y hombres
que habitan la ciénaga de donde emergen,
iguales a dioses, sus hijos.
La flor con sus pétalos levanta banderas
y las zarandea para que una diga hola
otra ven, una más soy tuya
y más allá amémonos cantarán sus capullos.
Milagro lingual,
LETRONES
que se cuelan
por el tallo
UN
HILO
A
LA
RAÍZ

MÁS
HONDA
a la causa del deletreo de mis rodeos
para entrar en ti, extendiendo el agua de los cuerpos
para inseminarnos, fértiles, tiernos, abrigados por la noche subterránea
la que provocó en mi ocio, en la soledad en llamaradas
que un oboe excitara al verso
a crear como flor del limo:
LA VOZ
HARMONIOSA,
ECO
DEL AMOR.

Ricardo Landa, 1994- 2012. Imagoema