A la orilla (3)

A LA ORILLA 3*

lucía mancillaLa_casa_del_arbol_75x105_web

Hasta que tuvo un hijo de mí

me acerqué a su casa una noche fría.

Habíamos estado los tres mirando

las luces de la navidad en el Zócalo.

 

Ella me señaló cual era su casa.

 jose hierro dibujp sem-rostro

No entré sino trece años después,

cuando nuestro hijo cumplía años

y comimos tostadas con su familia.

 

Esa noche vi cuál era su cuarto.

 

Conocí su habitación otro día,

cuando nos quedamos juntos

porque temprano habría que pintar

en los muros de una cárcel:

QUEREMOS LA LIBERTAD.

 libertad_1

Su cama era amplia y tibia.

Y su piel hizo la noche muy tersa.

 

La he vuelto a ver a lo lejos

en el mitin donde habló

de no rendirnos.

Todavía imagino cuán amplia

sería la vida con ella.

manuel álvarez bravo tres árboles y una casa

Ricardo Landa, 2 de agosto de 2014. *De la serie A la orilla.

Imágenes: Lucía Mancilla,  Casa del árbol; José Hierro, dibujo su rostro; Mujeres Creando: Libertad; Manuel Álvarez Bravo, Tres árboles y una casa; Grafiti: Sin mujeres no hay revolución.

mujeres_lucha-400x320

Anuncios

A primera hora

A primera hora

 un perro andaluz

1
A primera hora
de la mañana 
la soledad 
destruye razones, 
sólo nos redime la poesía. 

A primera hora
de la mañana 
la noche es oscura,
es jaula inhóspita;
sólo el canto
se escurre y fuga,
mana una luzRene-Magritte beso
y la esperanza
iza las velas.

A primera hora
de la mañana,
el poema cura
de la intemperie,
alcohol que abriga,
abrazo fuerte,
beso de lengua
que resucita.

2
La lengua es un ojo,
dice Wallace Stevens,
la rasga el fin del día
y el rojo de la lengua
-esa tensión del goce-
es la gota de sangre
desde donde miramos
con bastón de ciego.

3
La poesía es un cuerpo
que florece y habla.

Es el cuerpo de la mujer ausente.
Es la voz del hijo que nos devoró la lengua.
Es un mar de noches que nos persiguen.
Es el alba que anuncia la palabra.
A primera hora, el poema teje asombros.

Poesia-Afgana02

Ricardo Landa, 13  de junio de 2010.

Luis Buñuel: El perro andaluz, escena; René Magritte: El beso; Foto poeesía Afgana; Jean Pierre Ceytaire: historia de perros.

ceytaire_jean_pierre-histoire_de_chiens~OMb8a300~11329_20121213_32_54

HIPOCONDRÍA

HIPOCONDRÍA

Ahora voy a cantar;

vean mi corazón como un papel ajado.

Óscar Oliva: Elegías alrededor del cuerpo.

woody allen_penelope cruz_quiza annie leibovitz

1
Ella me duele:
el rasgado de sus entrañas
parte con mil hachazos
mi cintura.

2
Un amigo me presta
su joroba
y alzo los brazos al cielo
ansioso
porque me llueva
copiosa
Gina Lollobrígida
con sus campanarios a vuelo.

3
Heredo de un hijo
una inflamación en el testículo,
pero sólo a mí, solo,
se  me amorata el glande.
woody-allen2
4
En ausencia de sus manos
se me trenzan los músculos
y me crecen asimétricas las alas.
No vuelo, a penas brinco,
sin metro, ni  ritmo.

5
Cuando me encuentro unos pechos,
sólo entonces,
se resguardan entre ellos
mis asaltadas
y muy apaciguadas costillas.

6
Soy el  hijo
de un mal respiro:
toso cuando orgasmo
y me duele la dilatación
del amor
en las sienes
de un añoso olvido.
7
Es la presión, digo,
Esta mala música que canto.

8
En un riñón alojo
un litro de pesadillas;
en el otro,
las piedras
de un amor desmoronado.Woody-Allen espermato

9
Hipoglucemia sistémica, 
dicen los entendidos.
Yo digo desánimo,
esforzado retiro a un escondrijo
donde el desamor
no me encuentre.

10
En la rodilla izquierda
y con el tobillo hinchado,
sostengo con enjundia
la deslealtad
de mi lengua renga
y tartamuda
que hace inaudible
lo desconvenido.

11
Leo en voz alta sin lamento:
A mi riñón derecho
le obstruye
el deslave de un cerro de culpas,
aquel suave fluir de ríos dorados.
Aunque -pienso-,
desde el ventrílocuo izquierdo
mantengo la embestida de la sangre
hacia la mar.
col_6444
12
Y -como hacía mi hermano
y maestro poeta
antes de encontrar nuevas ventanas 
a la vida-,
llevo al canto
un papel ajado
con la mancha roja
de la inmortalidad.

Ricardo Landa, 1 de octubre de 2013.

Imágenes: Escenas de filmación y películas de Woody Allen. La primera es foto de Annie Leibovitz.